El Día Internacional del Derecho a Saber (28 de septiembre) es una buena ocasión para recordar que la cultura de la transparencia avanza si la ciudadanía ejerce su derecho. Todos podemos solicitar información a las administraciones públicas.

En el informe de TI España sobre legislación y práctica del lobby, uno de los casos de estudio incluidos fue el de la vacuna de la varicela. Esta vacuna había generado polémica en 2014 por su retirada de las farmacias, para ser finalmente incluida en el calendario vacunal infantil oficial apenas un año después.

Para conocer qué motivó tal viraje de 180º en la política sanitaria en apenas 12 meses realizamos una solicitud de información pública. El 16 de junio de 2015, TI España envió sendas solicitudes de información al Ministerio de Sanidad y a la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), para pedir el acceso y la publicación de los informes técnicos elaborados por esta agencia, y que en su momento habían justificado la limitación de la vacuna a un uso hospitalario y no a su venta en farmacias (es decir, la recomendación de que no se vacunara a los niños pequeños sistemáticamente, sino sólo a aquellas personas en situación de riesgo).
Los informes técnicos de la AEMPS son de interés público, en nuestra opinión, porque informan de las razones científico-técnicas que sustentan decisiones de gran calado para la salud de la población así como para la economía. Sin embargo, antes de cumplirse el plazo de un mes reglamentario según la Ley de transparencia, recibimos la denegación de acceso a esta información pública.

La respuesta negativa que recibió TI España se debe a que la AEMPS califica el informe de “interno”, negando el acceso a la ciudadanía a los datos que avalaron en 2014 la no inclusión de la vacuna de la varicela en el calendario.

Ante esta negativa, TI España ha presentado una reclamación ante el Consejo de Transparencia y Buen Gobierno (en agosto 2015), para la que estamos esperando respuesta.

Puede consultar el detalle del caso en los siguientes enlaces:

Solicitud de acceso a la información de TI España
Resolución de inadmisión de la AEMPS
Reclamación ante del Consejo de Transparencia y Buen Gobierno
Informe Una evaluación del lobby en España: Análisis y propuestas (2014)

—————————————————————————————————————-

Antecedentes:

La vacuna de la varicela representa, en términos económicos, un gasto estimado para el Estado de 6 millones de euros en el primer año y 14,5 millones en el siguiente.

La Ley General de Salud Pública incluye entre otros el siguiente “Principio de transparencia”: “Las actuaciones de salud pública deberán ser transparentes. La información sobre las mismas deberá ser clara, sencilla y comprensible para el conjunto de los ciudadanos.”

TI España considera que el ejercicio del lobby es una actividad legítima y necesaria en toda democracia avanzada, pero para ser positivo debe realizarse con transparencia, con integridad, y con igualdad de acceso de todas las partes interesadas a los políticos y decisores públicos.

En julio de 2014, los consejeros de Sanidad de las Comunidades Autónomas, que componen el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS), decidieron no contemplar esta vacuna en el calendario infantil oficial, siguiendo para ello las recomendaciones técnicas de la Comisión de Salud Pública y de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS). La máxima autoridad española en cuestión de medicamentos optó asimismo por retirar la vacuna de las farmacias, argumentando que su uso indiscriminado estaba perjudicando al control del virus de la varicela en el país. La empresa fabricante denunció a la AEMPS por ello, pero retiró finalmente la demanda y cambió de estrategia.

En julio 2015, el ministro de Sanidad, Asuntos Sociales e Igualdad anticipó que la vacuna sería próximamente incluida en el calendario. Esta decisión compete al Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, compuesto por los consejeros de Sanidad de todas las Comunidades Autónomas. A finales de julio, el Consejo se reunió en pleno y aprobó sin unanimidad la nueva inclusión de la vacuna en el calendario oficial.