Los resultados del Índice de Integridad de la Defensa Gubernamental (IDG) de 2020, publicado hoy por Transparency International, revela que casi dos tercios de los países se enfrentan a un riesgo entre alto y crítico de corrupción en sus sectores de defensa y seguridad.

16 de noviembre 2021.- El Índice de Integridad de la Defensa Gubernamental (IDG) o Governance Defense Index (GDI por sus siglas en inglés) 2020, publicado hoy por Transparency International, revela que un 62% de los países tienen un alto riesgo de corrupción en defensa y seguridad. En esta edición se han evaluado y puntuado 86 países en cinco áreas de riesgo: financiera, operativa, de personal, política y de adquisiciones, asignando una puntuación global a través de una escala del 0 al 100 que evalúa el riesgo de corrupción –desde riesgo crítico (puntuación de 0 a 16) a riesgo muy bajo (puntuación del 83 al 100)–.

En este sentido, los países que obtienen una mala puntuación en el IDG, es porque tienen sistemas frágiles y débiles de prevención de la corrupción en el sector de la defensa, y son más propensos a sufrir conflictos, inestabilidad y abusos de los derechos humanos.

En el caso de España, se ha obtenido una puntuación a nivel general de 52/100, lo que significa que tiene –de acuerdo con esta escala– un riesgo moderado de corrupción. En dos de las cinco áreas analizadas, España presenta bajos riesgos de corrupción y recursos sólidos, presentándose en una posición líder; estas son: finanzas en defensa (81/100) y gestión del personal de defensa (68/100). Por su parte, las áreas de contrataciones en defensas y formulación de políticas de defensa y asuntos públicos se encuentran expuestas a un riesgo moderado en contra de la corrupción, con una puntuación de 44/100 y 55/100 respectivamente. Es el área de las operaciones militares la que se encuentra expuesta a un riesgo crítico de corrupción, con una puntuación de 10/100, así como whistleblowing (canales de denuncias y protección de alertadores) y formación en anticorrupción, con una puntuación de 25 cada una; clara evidencia nuevamente de la necesidad de una transposición plena y horizontal de la Directiva 2019/1937 y cuya fecha límite de transposición se encuentra ya muy cercana (17 de diciembre de 2021).

Casi todos los países han obtenido en este Índice porcentajes muy bajos en el área de riesgo de las operaciones militares. Esto puede ser altamente alarmante, especialmente para aquellos países que se enfrentan a amenazas internas, pero también para los gobiernos que participan en intervenciones internacionales a través de organizaciones regionales e internacionales.

Esta situación resulta totalmente preocupante pues impacta directamente en la seguridad de los ciudadanos. Por esto mismo, los gobiernos de estos países deben reforzar sus recursos contra la corrupción, con miras a poner fin a la misma y sus efectos nocivos en la población civil.

Para más información sobre los resultados desprendidos del Índice de la Defensa Gubernamental, acceda a nuestra nota de prensa (hipervínculo a la nota).

Para cualquier consulta de prensa, póngase en contacto por favor con harvey.gavin@transparency.org.uk o comunicacion@transparencia.org.es