• Es de celebrar que finalmente el Consejo de Seguridad Nuclear, ante la solicitud de TI-España y el dictamen del CTBG, haya entregado y hechos públicos los informes solicitados por TI-E.
  • En dos de los tres informes recibidos del CSN aparece tachada u oculta una parte significativa de su contenido:

a) En el Informe 1 del CITI, aparece tachado u oculto el contenido de las quince páginas finales (Anexo 1) que integran la documentación complementaria aportada por ENRESA en relación con el emplazamiento del ATC. Son referencias y documentos importantes cuyo conocimiento público hubiera sido conveniente conocer, ya que son la base documental del citado informe, siendo además emitidos por ENRESA, empresa pública financiada con el dinero de los ciudadanos.

b) En el Informe de URS ocurre algo similar, ya que se han tachado u ocultado las ocho páginas finales del informe, que corresponde a la documentación recogida por esta empresa como documentos utilizados para la elaboración de su Informe, siendo documentos cuyo conocimiento público hubiera resultado igualmente útil.

  • En el Informe 2 del Departamento de Ciencias de la Tierra del CSN se recoge expresamente, en su página 47 (apdo. 1) el siguiente texto: La evaluación realizada acerca de la idoneidad del emplazamiento propuesto por Enresa para el ATC concluye que no se puede afirmar que resulte idóneo, para el estado actual de los trabajos de caracterización. Ello se debe a que se ha constatado que los terrenos en los que se asienta dicho emplazamiento presentan diversas características desfavorables, identificadas en los estudios de caracterización realizados por Enresa, relativas a la presencia de materiales yesíferos y materiales arcillosos en contacto con el agua. Además, la valoración cuantitativa de dichas características indica la existencia de amplios rangos de incertidumbre. Esta opinión viene a cuestionar de forma clara la idoneidad del emplazamiento del ATC en Villar de Cañas. En todo caso hubiera sido conveniente conocer el Informe de ENRESA que se cita como fuente en el texto, y que se supone forma parte del conjunto de las citadas referencias documentales que se ha tachado por parte del CSN en el Informe entregado a Transparencia Internacional.
  • Los informes vienen a poner de manifiesto que el CSN emitió el Informe favorable para la autorización previa del emplazamiento del ATC en Villar de Cañas estando aún pendiente de aportación por parte de ENRESA una serie de datos e informes previamente solicitados.
  • Los informes emitidos por el Área IMES, y facilitados a TI-España adicional y voluntariamente por el CSN sin haber sido solicitados, no realizan valoración económica o estimación del coste para el erario público que tendrían las supuestas soluciones de ingeniería que en los mismos se proponen para solventar los riesgos derivados de la inestabilidad de los terrenos. Hubiese sido conveniente que dichas propuestas hubieran estado acompañadas de una cuantificación o Memoria económica, siendo necesario que los ciudadanos lleguen a conocer esta información, puesto que son ellos los que asumirían colectivamente tales gastos, que es fácil suponer que alcanzarían unas cuantías muy importantes.