Madrid, 23 de diciembre de 2020. Durante 2020, un año particularmente retador, Transparency International España ha mantenido su actividad a favor de la integridad, la transparencia y el cumplimiento en el país. Vivimos una época marcada por la situación de emergencia sanitaria mundial que nos lleva a centrar la vigilancia en la rendición de cuentas de los poderes públicos en la gestión y en la contratación pública, sin dejar de lado las actividades y proyectos que ya se encontraban en curso.

En enero, presentamos el Índice de Percepción de la Corrupción 2019, junto a más de 100 capítulos nacionales que forman parte de nuestro movimiento global. En esta presentación, destacamos la importancia de prevenir y reducir la corrupción para reivindicar la democracia y sus valores esenciales.

Hemos llevado a cabo diversas iniciativas, como la elaboración de unas Recomendaciones para la transparencia y prevención de la corrupción en los sectores público y privado, en las cuales alertamos sobre los potenciales riesgos de corrupción en esta crisis global por la pandemia de la COVID-19 y extendemos recomendaciones al gobierno, instituciones, empresas, organizaciones de la sociedad civil y al periodismo de investigación, con el fin de generar confianza en una información pública y veraz, así como en sus fuentes.

También hemos apoyado diversas declaraciones conjuntas con otras asociaciones nacionales e internacionales de la sociedad civil para apoyar fines comunes y aunar así nuestra capacidad de proyección. En este sentido, una de las campañas más importantes se ha centrado en el reclamo de una pronta transposición de la Directiva 2019/1937, relativa a la protección de personas que informen sobre infracciones del Derecho de la Unión, así como en otros manifiestos que reiteran la importancia del acceso a la información pública.

Este año, TI-España se ha plegado al movimiento global con una Declaración por el Día Mundial de los Alertadores 2020, para poner en valor y reconocer la extraordinaria función que cumplen para el esclarecimiento de los casos de corrupción. Asimismo, ha formado parte activa de iniciativas en conjunto con otros capítulos europeos de TI-S, con una petición conjunta y coordinada a la Unión Europea para reforzar el marco normativo y adoptar un enfoque más completo y eficaz en la lucha contra el blanqueo de capitales.

Una de las prioridades de TI-España es mantener la participación y las alianzas dentro del propio movimiento global. Los intercambios de experiencias y de conocimientos son fundamentales para fortalecer la organización en su conjunto y para la formación continua de cada uno de sus integrantes.

En esta línea, el último hito del año lo marca, como siempre, la Reunión Anual de Socios (AAM), que en esta ocasión se realizó vía streaming, debido a la emergencia sanitaria mundial. TI-España contó con la participación de su presidenta, Silvina Bacigalupo, y el Coordinador de integridad y transparencia en el sector privado, David Martínez.

Este encuentro anual ha vuelto a servir para profundizar vínculos y aprobar las estrategias de actuación del movimiento a favor de los esfuerzos anticorrupción y renovación de cargos. Además, se presentó la Estrategia Global contra la Corrupción 2021-2030, que promueve la rendición de cuentas desde el poder para reforzar la lucha global contra la corrupción para 2030.

TI-España también forma parte del Grupo de Trabajo coordinado por TI-S para el seguimiento de la transposición de la Directiva 2019/1937, relativa a la protección de personas que informen sobre infracciones del Derecho de la Unión.

Para cerrar 2020, Transparency International-España ha publicado, en consonancia con el movimiento global, su Declaración por el Día Internacional Contra la Corrupción, con la cual ha reiterado su compromiso internacional en la lucha anticorrupción en tiempos particularmente importantes y extraordinarios. El mundo se enfrenta a una emergencia sanitaria global causada por la COVID19 y a estados de alarma decretados para hacer frente al riesgo sanitario y procurar reducir la pérdida de vidas humanas. Es, por tanto, un año en el que cobra más sentido que nunca sensibilizar sobre los problemas que esta pandemia ha hecho aflorar.

Tenemos una hoja de ruta para la nueva década, con la vista previa de lo que podríamos esperar antes de la curva. Contamos con las herramientas y una comunidad sólida, con la voluntad y la pasión de cambiar el mundo. Desde TI-España y TI-S, esperamos el 2021 con serenidad. Estaremos listos para recibirlo.